jueves, 29 de julio de 2010

“Queer Latinidad” de Juana María Rodríguez


"Activism and identity in the ruins of interpretation" me ha inspirado mucho. Actualmente estoy haciendo una investigación sobre el movimiento lgtbi peruano. Y en verdad a la vez que me emociona mucho, me asusta un poco el reto enorme que es, porque en el Perú no se ha publicado nada parecido. Sin embargo, este ensayo me ha inspirado para escribir sobre el activismo de maneras no esencialistas, no deterministas, ni haciendo juicios de valor. Esta es la parte del ensayo que más claramente siento que encaja dentro de lo que Eve Sedgwick llamaba "reparative reading". La admiración y el compromiso de Rodríguez son notorios, como lo es su capacidad de crítica. Me gusta esa reconciliación tensa.

"The subject of trial" lo siento tan cercano a cosas que yo he escrito, sobre todo a actos y políticas estatales de violencia contra travestis y transgénero trabajadoras sexuales, como la producción mediática de estas noticias. Lo que admiro profundamente de este ensayo es que la autora intenta hacerle justicia a Marcelo (un hombre gay que pedía asilo en Estados Unidos). Y esto es importante porque él (como muchos sujetos subalternos) es precisamente silenciado, y todo el mundo parece disputarse su representación, pero a la vez contribuyen a suprimir su voz. Me gusta también que se visibilicen las tensiones en este juicio (como en el capítulo anterior entre las relaciones estado colectivos y organizaciones tlgbi).

Y me siento tan identificado con "Confessions of a latina cyber slut". En un sentido (y segurmante en más de uno), yo también soy esa slut. Me encanta el tono autoetnográfico de este ensayo, y su caracter ficticio y performativo. Yo he escrito varios ensayos autoetnográficos. Me gusta reclamar en ciertos contextos el uso problematizado de la primera persona, cuando queer se convierte en su adjetivo.

En conclusión, sin temor a exagerar “Queer Latinidad” es para mí uno de los mejores textos de teoría queer, y definitivamente uno de los mejor escritos y que más placer produce leer.

No hay comentarios: