jueves, 27 de agosto de 2009

Las palabras del subalterno no son palabras

Escribo ahora indignado porque di una entrevista al programa “Enemigos Íntimos” (conducido por Beto Ortiz y Aldo Miyashiro) el día miércoles 27 de agosto, y fui editado de tal forma que terminé diciendo en la TV lo que en la entrevista dije explícitamente jamás se debía decir de una relación lésbica o gay. Es decir dije que nunca se debía patologizar y criminalizar una relación lésbica y di ejemplos de lo que sujetos homofóbicos (muchos psiconalistas y psiquitaras) dicen de nosotr@s. Y convirtieron mis palabras en lo que explícitamente estaba criticando. El motivo de la entrevista fue el del caso de la familia Fefer (el asesinato de la madre de la que la hija y su novia son ahora las principales sospechosas para la fiscalía).

El periodista Renzo Madrid. me llamó para una entrevista sobre este caso; ya me habían entrevistado una vez anterior en este programa sobre los crímenes de odio, y el reportaje me pareció bueno. Asumí incorrectamente que éste sería en la misma línea y por ello accedí. Desde el inicio de la entrevista caí en cuenta que ese reportaje sería una mierda. El periodista empezó su “entrevista” con una única pregunta en mente: “¿Cómo son las relaciones lesbianas?”. Le dije que esa era una pregunta esencialista, y que las relaciones lésbicas eran diferentes unas de otras, y que las mujeres lesbianas (como el resto del mundo) eran diferentes unas de otras.

Luego fue directo al caso de Eva Bracamonte y Liliana Manarelli, la pareja lesbiana convertida en el nuevo objeto excrementicio adorado de la TV, y le dije que no me iba a pronunciar sobre ello. El periodista esperaba de mi una suerte de tipología clínica patológica en que el “desviado” y desviante” vinculo de parentesco y afecto entre estas dos jóvenes explicara el homicidio. Y le dije explícitamente que eso era lo que él esperaba (como la sociedad homofóbica en su conjunto) y que yo eso no le diría. Es más di ejemplos de lo que sujetos homofóbicos dicen de los vínculos de parentesco homosexuales para criminalizarlos. Y aparecí en la TV diciendo lo que explícitamente puse como contraejemplo, y como muestras de la homofobia, lesbofobia y misoginia hegemónicas.

Gayatri Spivak afirma que el subalterno carece de un lugar de enunciación. Y esta afirmación se corrobora en este humillante episodio de violencia epistemológica. Mis palabras no eran palabras, podían ser usadas incluso por mis enemigos y de formas en que se convirtieran en sus palabras. Es paradójico porque yo aparezco hablando en el reportaje. Lo que podría mostrar algún grado de concesión del sistema porque finalmente soy un activista gay y un académico crítico, pero yo no reconozco esas palabras. Es mas, me hieren como si las hubiese proferido otro, y otro que conozco bien, un sujeto homofóbico. Cuando David Halperin define la homofobia como una pretensión de conocimiento sobre objetos homosexuales no se equivoca. De hecho la conceptualización de Spivak de la inexistencia de un interlocutor discursivo cobra vital interés para los estudios queer, gays, lesbianos y trans.

Después de esas preguntas, el periodista me mostró fotos de una de las dos muchachas con una modelo de la farándula local. Y le dije que qué esperaba de mí al ver esas fotos. Me preguntó “¿qué crees que dicen?”, yo le dije que de ellas no decía mucho, pero que decía en cambio mucho de las personas y de la cultura que habían construido una historia homoerótica terrorífica que dejaba intacta la heterosexualidad como matriz cultural hegemónica. También le dije que los cuerpos de las mujeres lesbianas no eran ratas de laboratorio que podían ser explorados, destrozados y consumidos. Le hice ver, además, que este caso era un vínculo lesbiano que importaba solo porque había un crimen de por medio para demostrarnos como la noción de sodomía se actualiza constantemente. Recordemos que Sodoma alude al exterminio de una población por determinadas prácticas sexuales. Las lesbianas cuentan e importan solo cuando son asesinadas o cuando matan. Y de hecho la homosexualidad es postulada como causa principal de la muerte o asesinato. Recuerdo el patético pedido del camarógrafo que quería filmarme viendo las fotos de estas chicas como si fuere un médico forense que ve al detalle fotos de un brutal crimen, y se lo dije y mostré mi rechazo frontal a ese pedido.

Si accedí a la entrevista es porque creo que uno no puede ceder tan fácilmente el espacio de la media a discursos y sujetos homofóbicos. Sin embargo, ser convertido en el sujeto contra el que uno lucha es de las experiencias más violentas que he vivido recientemente.

Para finalizar, quiero disculparme con las dos jóvenes protagonistas de esta historia, porque yo no dije nada lesbofóbico sobre ellas, también quiero disculparme con todas las mujeres lesbianas, y con todas las personas que he podido herir. Este post es una forma de reparación para mí mismo. Y mi ira no me la quiero guardar. Quiero que los sujetos homofóbicos sientan mi ira, la ira de alguien a quien le han arrebatado sus palabras, pero no su capacidad de indignarse.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

hola Gian Carlo
Hoy me enteré del reportaje e inmediatamente entré a tu blog para, en un principio, expresar mi indignación por tus palabras (aunque cierta parte de mi aún se mantenía incrédula y pensaba que te habían editado). Efectivamente eso pasó y vengo a compartir tu indignación. Hace muchas semanas que prefiero no ver el programa en cuestión, justamente por su tendencia a hacer un circo y patologizar con sus generalizaciones y diagnosticos mágicos a personas homosexuales. Lamento mucho que hayan manipulado tus palabras de tal manera y lamento mucho más que en el imaginario de las pesonas que no tienen la oportunidad de leer tu blog, esas palabras contribuyan a validar la homofobia y lesbofobia.
Saludos
A.

Jenn!! dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, estudio periodismo, y felizmente son muy pocos los que hacen ese tipo de entrevistas. Y obvio estas en todo tu derecho a la replica.
A pesar de que me gusta su programa, debes darte cuenta que quien te entrevisto, no es más que un EX urraco de Magaly, y muchos estaban acostumbrados a hacer ese tipo de reportajes engañosos. Lo sé, porque lo hicieron con el Padre de Javier Arias.

De todos modos, lo que has escrito estas en toda la razón. No todas las personas son iguales y mucho menos por la opción sexual que tengan de común.
CDT.

Jenn!!!

TaLia dijo...

A mi no me parece que deberías disculparte, tú no has hecho nada malo. Fuiste llamado a un programa y diste una serie de opiniones desde lo que piensas y defiendes. Quienes deberían disculparse (y además, públicamente) son las personas que hicieron el reportaje. En todo caso, comparto tu indignación...
un beso!

El Observador dijo...

Lo que ocurre es que los periodistas son muy astutos cuando se trata de hacer rating, por eso es importante que aparte de los títulos que uno pueda ostentar no sean tan jóvenes quienes opinen sobre temas tan delicados, la experiencia no se adquiere en las aulas. "Mas sabe el diablo por viejo que por diablo" y desgraciadamente te mandaron a este jovencito lo infierno.
Ademas por el tema, creo que un psicólogo hubiera sido el mas ad hoc para opinar, alguien de la talla profesinal, intelectual, mediática y experiencia de Jorge Bruce

Anónimo dijo...

no te lo mereces, la gente lbgt no se lo merece, me da mucha pena. Sabrán uds. sacar fuerzas, cuenten conmigo,

un beso

éowyn dijo...

hola giancarlo, me parece terrible la manera en que han manipulado tus declaraciones. de hecho, en un país más civilizado, esto sería causal de demanda. en fin, no te preocupes porque al menos los que te conocemos un poco sabemos que no piensas lo que ellos han mostrado.
realmente, qué indignación. el "periodismo" peruano da asco.
abrazo.

donna dijo...

HOLA GIANCARLO, PUES ME PARECE HONESTO DE TU PARTE ACLARAR,YA Q COMO SE DICE PORQUE UNA PERSONA COMO TU PUEDA DECIR TANTAS MALA CONTRA LAS LESBIANAS, HOY RECIBI UN MAIL Y LO PUSE EN MI RADIO www.radiomujeres.com K ES LESBICA PARA Q VEAN LO Q DICES...SUERTE Y EXITO EN LO Q HACES...OJO NO SOMOS TAN MALAS COMO DICE.

Nano dijo...

Vi el reportaje. Y sinceramente senti indignación con esas palabras, como bien dices, que podría decirlas cualquier homofóbico o lesbofóbico, sin sangre en la cara, pero no un activista confeso y seguro de sus ideas.
Era necesario que lo aclares.
Un abrazo
Nano

Gaby dijo...

Gian Carlo como una idea quiza podrias hacer un formato de mail y pedirles a las personas que pertenecen o simpatizan con la comunidad LGTBI que envien mail al programa exigiendo que se disculpen publicamente.
No se puede permitir que con impunidad cambien lo que uno dice.
Saludos,

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Gracias a tod@s por los comentarios.
Gaby, esa es una buena idea. Te paso los mails de Beto ortiz:
betoortiz28@yahoo.com
malditaternura@gmail.com

Saludos,

Anónimo dijo...

QUE SE PUEDE ESPERAR?
No debe sorprendernos que reporteros usen testimonios sinceros de activistas para construir versiones deformadas de la realidad LGBT, despues de todo, las medias verdades son un estimulo para nuestra prensa de cada dia.
Ortiz y cia. aprovechan de su mediatizada homosexualidad para definir cuando un gay, lesbiana, trans tiene un comportamiento abyecto. El poder mediatico le permite esas discutibles licencias. Hasta cuando permitiremos eso?
Les dejo a ustedes la respuesta

Julian dijo...

La verdad es que leyendo esto quien sale perdiendo es el señor Ortiz, tu palabra goza de mayor credibilidad que la de un periodista con poca etica profesional como la de este señor, estoy seguro que todos los que te leemos sabemos que dificilmente tus discursos podrían tener ese corte sensacionalista que desbordaba el dichoso reportaje ese. Queda demostrado una vez mas que la "prensa" esta dejando la imparcialidad por el morbo.

calleshortbus dijo...

El tema LGBTI definitivamente se ha ido convirtiendo en comidilla de los insencibles periodistas que, tal cual lo menciona el amigo "observador", lo que buscan es figurar con sus jefes llevando entrevistas que ayuden a elevar el nivel de raiting.
La Unica recomendacion que hago a Gian Carlo, es que haga visible (no solo por este medio) su indignación por lo sucedido. Hay que evidenciar y hacer públicas las injusticias, si nos quedamos callados, terminaremos siendo nuevamente los conejillos de indias de todo curioso que desee saciar su morbo.
Buen blog, buen artículo, esperamos que nos visiten.

Calleshortbus

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Calleshortubs,

Gracias por tus comentarios. Tu blog está muy bueno.
Sigamos en contacto.
Besos.