miércoles, 4 de febrero de 2009

Homofobia, injuria y vergüenza

En los programas “Cuarto poder” y “Primera Edición” se informó de una brutal agresión contra una travesti y un hombre con el que había tenido relaciones sexuales o con el que estaba pactando una, en la ciudad de Tarapoto. Los agresores fueron miembros de una ronda vecinal.

Además de golpes, insultos, el momento clave a nivel de todo lo que condensa, es cuando le cortan la larga cabellera a la mencionada travesti. Este es un acto común en linchamientos a delincuentes, pero en este caso tiene el efecto de un retorno violento a la masculinidad heterosexual mas normativa. La agresión es un disciplinamiento del cuerpo como cuando obligan a la travesti a hacer ranas desnuda, y a hacer otro tipo de ejercicios.

Es importante resaltar el acto de violencia que cometieron también los medios de comunicación. Primero en el registro de imágenes tan violentas ¿No pudieron decirles a los comuneros que lo que hacían era ilegal y que filmados podían ser denunciados? En simples palabras, lo que creen describir lo producen. Repiten la agresión brutal contra ambas personas. Basta ver el titular que acompaña las imágenes, dice ¨Salvaje castigo a pareja gay¨. Primero la agresión, intento de homicidio, injuria, humillación de la que fueron victimas ambas personas es llamada castigo. Segundo, lo que se cuestiona no es la lógica de castigar, sino lo salvaje del castigo particular. El uso del término castigar revela que la homofobia es entendible, justificable o hasta deseable, pero no en esos niveles de brutalidad.

Rosa María Palacios, condenó este atentado, afirmando como es evidente que la travesti y el otro hombre fueron tratados como cualquier cosa menos como seres humanos. No obstante, ella no dejaba de referirse a la travesti como el chico, o el muchacho. Así ella repitió el mismo acto de violencia (evidentemente a un diferente nivel) que el que perpetraron estos hombres al cortar públicamente la larga cabellera de la transgénero, y retornarla brutalmente a la masculinidad.

Otro punto que evidencia la complicidad de los agresores fácticos con el reportaje radica en la pregunta por el costo del servicio. El otro hombre agredido dice 5 soles (menos de 2 dólares). Esta pregunta elegida dentro de muchas otras posibilidades más urgentes o pertinentes no es simplemente morbosa, sino que busca resaltar lo poco o nada que vale el cuerpo de un maricón.
Es mas el pequeño reportaje termina con las palabras del agresor, que son más importantes que la de las victimas (que no son incluidas). El dice que en el intento de erradicar la prostitución han actuado consecuentemente. Pero en el reportaje parece reforzarse esta idea justificándola. Hay que preguntar qué clase de represión a la prostitución de travestis pide el agresor (que se repite en el reportaje) ¿acaso no pide el mismo tipo de violencia pero en que los agentes sean estatales? ¿El reclamo al estado cuyo eco se escucha, es para demandar protección y respeto a las personas transgénero o es uno en que se pide que sea más eficiente en su represión de sexualidades no heterosexuales?

Finalmente ¿el reportaje demanda al Estado políticas públicas ante la violencia contra personas no heterosexuales, o demanda políticas sexuales mas rígidas que garanticen la hegemonía publica de la heterosexualidad y que eviten los excesos de actores particulares?


Hechos como este son como un escupitajo en la cara que nos recuerdan cuan profunda es la homofobia, cuán dolorosos sus efectos, y cuan inhumano su espectáculo. La homofobia nos recuerda que una travesti trabajadora sexual, una lesbiana masculina madre, y un joven sociólogo al que se le niegan oportunidades laborales por ser gay tienen mucho en común. Nos recuerda que tenemos en común el ser objetos abiertos y dispuestos a la injuria, y nos sanciona con la vergüenza de que la violencia y la discriminación sean una norma para nuestras vidas.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy importante la llamada de atención. Hacerle hacer ranas es como querer reformarlo por la fuerza pues el ejercicio, la actividad y la fuerza se asocian a lo masculino, mientras que la pasividad a lo femenino. Hay que estudiar la fobia como forma de control de un miedo interior que se desplaza a un objeto de la realidad.
saludos
Gonzalo

byslah dijo...

Qué terrible esa noticia. Rapar a una persona contra su voluntad siempre me ha parecido un acto muy humillante y aquí en el Perú siempre se ha aplicado sea contra personas gays o no. Recuerdo que en alguna clase de historia me dijeron que en la colonia un castigo aplicado contra nuestros antepasados andinos (lo digo así en contraposición a nuestros antepasados españoles) era cortarles la cabellera; también recuerdo que uno de los sucesos antes de que ocurriese la rebelión de Atusparia fue cortarles las trenzas a los alcaldes que llevaban un memorial. Quiero decir, rapar o cortar el cabello, lamentablemente, siempre ha sido una forma de opresión y tal parece que siempre habrá algún grupo sobre quien aplicarla (o siempre se encontrará uno).

Me gusta mucho tu análisis, todos los excesos que señalas del reportero son pertinentes (ni hablar de los de los agresores). En cuanto a los comentarios de RM Palacios, a pesar de los rumores de su fuerte catolicismo, creo que es ignorancia. Me parece que la única manera de erradicar esa ignorancia es enseñando con mucha paciencia; no basta con decir "mira, así es". De la misma manera que no basta que quienes piensan que la inversión es buena les digan a los que opinan lo contrario que están equivocados o que la inversión es buena porque es buena. Hay que educar con mucha paciencia (lo de la paciencia lo digo precisamente porque no es fácil).

saludos

Jubo dijo...

Al igual que tú, me parece sumamente cruel y malvado humillar y maltratar de esa manera a un ser humano... todos los linchamientos, sin importar que se trate de un ladrón, un violador o un asesino me parecen aborrecibles y expresan un alto grado de incivilización, muy arraigado, de algunas comunidades.
Sin embargo, muchas de tus ideas caen en exageraciones y lugares comunes:
-En primer lugar, el señor linchado (sí, señor) no es un inocente y mucho menos un "trabajador sexual", sin justificar en absoluto lo que le ha ocurrido, en los momentos que fue agredido se encontraba delinquiendo, ejerciendo la prostitución en un lugar público... eso conlleva riesgos, es como si yo me pusiera a tomar en la calle: habrá un delito y un peligro hacia mí mismo. Precisamente porque creo en la dignidad de esta persona sin importar lo que haya hecho pienso que la prostitución está lejos de dignificarla... aunque esta actividad fuera legal y "segura" estaríamos propiciando la degradación de personas como José Paredes (el agredido en mención) que es lo que han hecho los enardecidos pobladores.
Un prostituto se expone a enfermedades de transmisión sexual, agresiones, maltratos psicológicos... ¿Se le puede decir a eso trabajo? No, porque el trabajo dignifica.
- Luego, acusas una enorme falta de sentido común: si Rosa María Palacios se refirió a José Paredes como "chico" o "muchacho" es porque estamos refiriéndonos a un varón, biológicamente hombre, artificialmente mujer si se quiere, pero se trata de un hombre, a una persona con pene no le vas a decir mujer y si se opera, si se transforma, no deja de ser lo que fue cuando llego al mundo. Además, creo que cometes otro error: la cabellera larga no es distintiva de las mujeres, el corte ciertamente fue para humillar, pero tú le añades un simbolismo muy arbitrario, "el retorno brutal a la masculinidad", te equivocas, cuando linchan a una prostituta también suelen raparla... ¿Para retornarla brutalmente a la feminidad?
- Concuerdo perfectamente en lo referido al morbo de los medios de comunicación, en éste país casi no hay periodistas.
Por lo demás, en mi opinión no estamos ante un caso de homofobia pura, a esta persona se le linchó al ser equiparada con un delincuente y la ferocidad del ataque se debe en parte no a que sea homosexual o travesti, si no a que se trata de un hombre y como tal es objeto de mayor desfogue y violencia, cosa que no ocurriría con una mujer.
Que quede claro, lo ocurrido es una salvajada contra el señor José Paredes, pero hay que ser más cuidadoso con lo que se interpreta: ¿Estamos ante una población eminentemente homofóbica? Si fue víctima de simple homofobia, ¿Hay antecedentes o han ocurrido más casos similares, con éste particular grupo de minorías? Si abrimos un poco los ojos y nos dejamos de pasiones entenderemos bien lo ocurrido y se hará lo correcto para que no se repita.

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Gonzalo, definitivamente hay un intento de "retornar" su cuerpo a lo masculino mediante la violencia. Y agregaría que este retorno es erotizado. En esta versión corta del reportaje no se ve mucho, pero los agresores hacen que la travesti se desnude, que muestre sus "rellenos". Entonces la violencia homofóbica se erotiza con el cuerpo de esta travesti en su retorno forzado a lo masculino ¿Que profunda ansiedad o pánico motiva esta clase de inhumana violencia? ¿La intervención del estado (sea cual fuese) soluciona este problema en la cosntrucción de la subjetividad masculina?


Byslash, de acuerdo contigo en que el rapado es una tecnica de control y violencia con importantes antecedentes en el Perú. Bastaría recordar que en la década de los 80 el MRTA y Sendero Luminoso aplicaban penas similares (que incluían despues de toda la degradación el asesinato) a travestis.
Sobre lo de educar, estoy parcialmente de acuerdo. Prefiero la idea de introducir ambivalencias a discursos totalizadores y que se autoadjudican coherencia. Ademas llamar la atención, visibilizar formas de opresión me parece una importante manera de plantear formas de ver la realidad de un modo diferente a la logica heteronormativa.

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Jubo, te agradezco el extenso comentario.
Y ahora tengo que hacer explicitas mis discrepancias con tu argumentacion.

Primero, puede ser perfectamente posible que parte de mi argumentacion caiga en lugares comunes, pero quiero evidenciar el lugar común (para mi insoportable) sobre el que sostienes buena parte de tu crítica.
Lo primero que dices de la travesti agredida es que no es inocente, que carga con una culpa, la de prostituirse. Inmediantamente despues dices que este hecho no hace menos grave la agresión, lo que contradice el sentido de esa mención. Es decir, sino hace menos grave la tortura ¿por qué es necesario otorgarle una culpa a la víctima? ¿Cuál es el punto que quieres probar?
A continuación haces una analogía entre una travesti que se prostituye, y tú que podrías haber estado tomando en la calle. Ambas formas que son tipificadas como ilicitos (aunque es importante mencionar que la prostitucion no es un delito, se sanciona solo la "callejera") y que arguyes implican riesgos, culpa y peligro.
Exploremos más esa analogía: "Joven de 20 años que tomaba en la calle, es castigado brutalmente por vecinos de su cuadra, quienes lo desnudaron, lo hicieron hacer ejercicios forzados, lo raparon, mientras lo insultaban" VS "Pareja gay es castigada brutalmente por ronderos, quienes los desnudaron, torturaron, raparon, mientras lo insultaban FRENTE A UNA CAMARA". Resalto el hecho de la cámara porque esta busca un sentido de aprobación pública. Los agresores montaron un espectáculo público basado en que la vida de la víctima era una vida socialmente asquerosa, que no tiene ningun valor, y que tu tan vehemente calificas como culpable (no inocente), indigna. Probablemente una agresión contra un joven como tú hubiese sido denunciada como un intento de homicidio, o una tortura, en que tu estado etílico hubiese sido irrelevante, probablemente ni siquiera mencionado.

Segundo, tu descalificación moral de la prostitución de una travesti a mi no me parece que se distingue muy claramente de un postulado homofóbico. Tu como buena parte de la doctrina de la Iglesia Católica hace una insostenible separación entre un "ser" y un "hacer". El homosexual es un ser bello, noble, una copia a imagen y semejanza de alguna divinidad, pero sus actos lo machan profundamente. Casualmente esos actos lo "definen" como homosexual. Tal nivel de paranoia implica esa argumentación que por ejemplo una declaración como "soy gay" es entendida en EEUU como un acto homosexual por el que se da de baja a muchos militares gays y lesbianas.
Además, tu condena moral a la prostitución es muy ambigua. No queda claro si condenas una estructura economica-política que obliga a las travestis a prostituirse para sobrevivir y pagar sus modificaciones corporales (negando cualquier otra posibilidad laboral); o si mas bien lo que te parece condenable es la sola idea de sexo travesti (sobre todo en público).
La prostitucion, como diversas etnografias han mostrado, en el caso de las travestis se convierte en uno de los pocos espacios donde ellas pueden explorar una feminidad que en otras ambitos publicos es acribillada. Y es evidente, que la prostitucion travesti se da en contextos de pobreza, exclusión y violencia. Pero en tu argumentación, otra vez en un sentido común homofóbico, culpabilizas a las travestis de su posición en la distribución de reconocimiento social.

Tercero, es obvio que cabello largo no solo tienen las mujeres, como no todos los hombres son heterosexuales, o todas las mujeres pasivas sexualmente, o no todos los hombres reniegan del placer de sus culos, pero hay normatividades o hegemonías que construyen ciertas realidades como las unicas posibles (e invisibilizan muchas otras). Por ello, la rapada en este caso visibiliza como se impone una lógica pretendidamente universal ("todas las mujeres tienen cabello largo") - que es evidentemente falsa- para descalificar un uso particular del cabello y su presentación.
En ese sentido, asi como es evidente, como tu bien dices ,que el cabello largo no es una estructura que defina todas las posibiliddes de ser mujer, tampoco la masculinidad define todas las formas de ser (si quieres que lo diga) hombre.
,Es más tu conceptualización de sexo/género es muy pobre. Entiendes el sexo como una realidad presocial, precultural, determinante, tanto así que la feminidad de Techi, la travesti agredida, te parece "artificial". La feminidad no es propiedad privada de mujeres para el goce de hombres heterosexuales.

Cuarto, estoy completamentre de acuerdo contigo en que lo que le pasó a Techi no fue solo homofobia. De hecho su posicionamiento de clase y su "raza" también deberían ser factores que explorar para entender este brutal atentado. La diferencia entre lo que le pasó a ella, y el hipotético caso (muy improbable) de que te pase a ti es evidentemente una de clase también.
Por ello mismo, creo que es necesario que corrija o matice la afirmación en el ultimo parrafo de mi post, donde trato de generar una identifiacion propia con la violencia contra las travestis. Ya que aun cuando de hecho a mi me discriminan, es muy probable que jamás me vea expuesto a tal grado de violencia. Y es que otra vez la raza y la clase, no son factores secundarios en la distribucion del reconocimiento y aprecio de las vidas.

Quinto, los crimenes de odio contra travestis y gays no son producto de la paranoia de activistas. Revisa el Informe de DDHH del Mhol del 2005
, y estate atento a la publicación este mes de los informes del 20060y 2007 para que veas la recurrencia de estos crimenes.

PD: Me gustó mucho leer la descripción de tus datos personales en tu blog. Me parece bacan que una de las primeras cosas que digas de ti sea una reafirmación identitaria.

Jubo dijo...

Tenías que usar esa palabra… El que no esté de acuerdo con la homosexualidad y no comparta tus ideas de “género” no me vuelve homofóbico, el que no tengamos la misma mentalidad no hace que le tenga “fobia” a los homosexuales. Y como botón deberías ver que a sabiendas de que estaba en el blog de una persona gay no tuve inconvenientes en expresar lo que pienso, bajo un clima de respeto… si fuera homofóbico quizás te hubiera enviado un insulto anónimo o usaría descalificativos, como imagino que tu militas en esos grupos y movimientos que tienen por objeto “defender” a los homosexuales estás acostumbrado a abusar de la palabra “homofobia”.
Tus razonamientos se vuelven estrechos intentando señalarme que culpo tácitamente al señor José Paredes por afirmar que no es un “inocente”, yo me refiero y creo que soy muy evidente , a que él no carga con una culpa pero sí con una responsabilidad personal (como la que trate de ilustrar con mi ejemplo de la bebida) porque se expuso a estas eventualidades, su oficio es una práctica de alto riesgo, conlleva peligros y en esto él ha asumido una decisión que le corresponde y cuyas consecuencias son, repito, de su entera responsabilidad, y en esto queda bien excluido el término culpa, que muy por cierto, jamás escribí en mi primer comentario y tú acusas y aseguras ver fantasiosamente escrito por ahí.
La prostitución en moralmente degradante Giancarlo, me parece incompatible hablar de dignidad y acto seguido defender la prostitución, porque está última siempre va en detrimento de la persona humana, ¿Te gustaría que tu mamá hubiera sido prostituta? ¿Tu hermana? ¿Quizá tus hijos? No estamos hablando de un “trabajo” si no de la ruina moral de una persona, de regalar su intimidad por un poco de dinero, de exponerse a enfermedades, a maltratos, a vejaciones… ¿Cómo no puede ser eso moralmente reprobable? ¿Tan ciegos están los grupos que dicen abogar por esta persona? Y ojo, hablo de la prostitución en general, no solo de travestis. Haces diferencias sobre que perspectivas pudiera yo valerme para condenar la homosexualidad (mencionas una “estructura económica-política”), como si la persona promedio la considerara desde diversos ángulos, justificándola por un lado, condenándola por otro… muy poca gente, a diferencia de la homosexualidad o el aborto, no condena la prostitución. Así que de nuevo, invoco algo de sentido común y que caigas en cuenta que no expreso ambigüedades y tú de nuevo vuelves a delinear garabatos argumentativos aduciendo que sostengo premisas homofóbicas
¿Uno de los pocos espacios donde “ellas” pueden explorar una feminidad que en otros ámbitos públicos es acribillada? ¿Esa es tu simple razón a favor de la prostitución del travesti? ¿Y luego yo no veo que ellos lo hacen por “pobreza, exclusión y violencia”? Creo que si se trata de tener los ojos abiertos, acá solo uno de los dos comprende bien el problema.
Mi conceptualización de sexo y género es la única que existe… de nuevo, ¿Cómo le vas a decir mujer a alguien que tiene pene? O sea, si yo quiero hoy me vuelvo mujer… Entonces uno puede ser a lo largo de su vida, primero hombre y luego mujer y si se quiere, de nuevo hombre… ¿Qué es eso? ¿Creamos nuestra identidad de acuerdo a nuestros instintos, deseos o psicología? Por lo mismo, si yo quisiera considerarme un caballo, en mi DNI podría decir que no soy hombre ni mujer, si no un caballo macho. Tu idea de feminidad es bestialmente distorsionada, femenino es una palabra que identifica muchas cosas: vágina, menstruación, senos, cáncer de mama, maternidad, hijos, útero, delicadez, menopausia… en qué universo estos atributos pertenecen a un hombre… ¡Ah, claro! En el universo que muchos quieren vivir negando la realidad.
No me llama la atención ningún informe de los grupos homosexuales, porque en un mismo saco meten el aborto y la prostitución, manipulando todo como quieren, para mí carecen de credibilidad: decir que una madre tiene que “decidir sobre su propio cuerpo” interrumpiendo la vida de un concebido me parece tan anticientífico como sostener que la homosexualidad es una enfermedad.

Anónimo dijo...

Lo único que diré es: los heterosexuales no hacen apología de su orientación sexual y, en cambio, gays y lesbianas sí.

Eso me parece poco razonable, por decir lo menos ... si es que se puede hablar de razonable con personas que tienen poco desarrollada su capacidad de auto control, de eso que se llama dignidad y sobriedad.

Todo lo demás es muestra evidente de descontrol estúpido, que al final es -precisamente- el que suele provocar rechazo en el grueso de la sociedad.

Think about it!

(si es que pueden)

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Los heterosexuales no hacen apologia de su afecto???????
No se en qué mundo vives, porque en éste las alegorías de heterosexualidad no pueden ser menos obscenas e invasivas: besos en la calle, chapes en las combis, novelas que idealizan relaciones heterosexuales asimétricas, películas que convierten un beso heterosexual en la cosa más sublime del mundo, matrimonios que reproducen ritos de privatización de los cuerpos de las mujeres, libros escolares que parecen diseñados por el Opus, comerciales de Tv que reifican a la familia Ingalls, coreografías en discotecas que solo usan referentes heterosexuales, canciones que solo hablan de amores heterosexuales, "héroes" heterosexuales, políticos heterosexuales, artistas heterosexuales, intelectuales heterosexuales, niños heterosexuales, curas (aunque sea increíble) heterosexuales, derecho heterosexual, leyes heterosexuales, sociología heterosexual, ciencias piscológicas conductistas heterosexuales. O sea????????????????

Este es un blog MARICA, si no lo soportas no se por qué lo lees. Creo que probablemente algo te guste, y facil tu mancillada y cuestionable heterosexualidad necesita llamarme "irracional", "descontrolado", "estúpido", "indigno", etc.
Tú me recuerdas a los chicos heteros que odian a los maricas, pero cuando pasan por Polvos Azules se quedan bastante rato por los stands de porno Gay. By the way, si conoces un buen título recomiendamelo.

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Jubo:
- Primero: Me gustaria aclarar que la homofobia no es solo una agresion fisica o verbal directa a un sujeto homosexual. Esa es una version coquito mal hecha. Homofobia es una pretension cultural de conocimiento. Un sujeto homofobico es alguien que pretende o cree conocer mejor a un homosexual que lo que el mismo se conoce, y podra hacerlo en toda su vida. Es la subalternizacion de la enunciacion homosexual el resultado mas poderoso de la homofobia.
Michael Warner postula la categoria heteronormatvidad para dar cuenta de los procesos por los que se crean compartimentos identitarios y sexuales con distintas valoraciones, posibilidades de ser, o prestigio.

Tu argumentas que no eres homofobico, y que yo uso como quien respira ese termino. Podria ser cierto, pero tal vez no. Efectivamente tu argumentacion supone que conoces o entiendes mejor las acciones de Techi y sus consecuencias que ella misma. Como sino entender tu argumentacion de la responsabilidad personal? Techi desconcoia su "responsabilidad personal", una que tu si conoces, y que finalmente fue la que genero en buena medida (segun tu argumentacion) la agresion. Se te ha ocurrido que Techi por ejemplo tambien podria decir cuales son las responsabilidades personales de asumir una postura catolica como la tuya. Probablemente no, e incluso te parezca la idea una idiotez.

Una cosa que me molesto fue que me digas que practicamente debia reconocer que no eras un homofobico porque no me agredias como el ultimo comentario anonimo en este post. Y en verdad queria aclararte que no espero que las personas que comenten mi blog me insulten (aun cuando haya pasado alguna vez). Es mas te diria que yo escribo para maricas, machonas, putas, tracas y si alguien mas se interesa en el camino bacan. Pero mis textos no tienen a sujetos heterosexuales como su auditorio proyectado o deseado.
No has pensado que asi como tu dices que deberia reconocer que tu entras a un blog declaradamente gay como este, yo podria decirte que deberias reconocer que yo permita (usando un blog) que gente heterosexual lea mis ensayos?

- Segundo: La feminidad para las travestis y trasngeneros no es cualquier cosa. O la feminidad es poca cosa para tu madre, tus amigas, o para ti, tu padre, tus amigos? Tu desprecio por el que yo use como argumento que el trabajo sexual en comunidades trasgenero es importante para la puesta en escena de feminidades no hegemonicas, puede ser visto como un lujo desde una posicion heterosexual, porque para elloa no es un lujo, es mas vivido como una necesidad.

Por cierto, cuando digo que enuncias desde una posicion heterosexual no quiero decir que asumo que seas heterosexual. Nunca lo he hecho.


*Tildes omitidas*

Jubo dijo...

Giancarlo:
Es a mí a quien le gustaría ilustrarte la etimología de la palabra “homofobia” para que la tengas a bien antes que tu propia y particular acepción de ella.
“Homofobia” proviene de la suma de las palabras de origen griego fobia (miedo), con el prefijo homo ('igual'), que es apócope de "homosexualidad" ('sexo con lo igual'). El significado corriente es 'fobia a la homosexualidad' y no una “pretensión cultural”, pero en todo caso yo no pretendo conocer más a los homosexuales que ellos mismos, porque mi primera premisa sería: no se puede conocer más a alguien de lo que esta persona se conoce a sí misma, salvo que esté loca, porque así la lucidez, una parte importante de la capacidad cognoscitiva, estaría en ventaja frente a tal persona disminuida mentalmente.

Entender a alguien mejor que a sí mismo no significa “CONOCERLO” mejor, te confundes. El señor José Paredes es una persona mayor de edad, en pleno uso de sus facultades… por lo tanto es absolutamente responsable del alcance de sus actos, porque él, conscientemente, como cualquier ser humano lúcido, toma sus decisiones sin ser coaccionado. De nuevo desvías los razonamientos y sacas conclusiones erróneas… la agresión es un riesgo de la actividad a la que se dedicaba, sea colectiva (como el linchamiento) o individual (un cliente molesto), desconocer estos riesgos es como que un soldado vaya a la guerra pensando que nunca le van a disparar, y aunque sea un buen soldado y defienda su país, si lo matan, ES SU RESPONSABILIDAD por la función que ha asumido, puesto que no lo han obligado a ir al frente, así que de ocurrir este fatal desenlace yo no estaría afirmando que su decisión de ir a la guerra fue lo que “genero en gran medida su muerte”, simplemente: tomó una decisión y las consecuencias se dieron, como en todas y cada una de nuestras decisiones cotidianas.

A mí podrían decirme cuáles son mis “responsabilidades personales” de asumir una postura católica:

- Que te llamen homofóbico por cualquier huevada.
- Que te digan retrogrado, intolerante y fundamentalista (las tres palabras facilonas con las que mas nos dan con palo duro los grupetes con los que simpatizas).
- Que una manga de feministas cara de poto me agarre a escobazos.
- Que me manden correos insultantes por expresar mi opinión.
- Que me agarren a huevazos al salir de mi parroquia.
- Que me agredan.
Como ves, no es tan idiota hablar de ello.

Me parece bien que hables de lo que te molesta, pero déjame decirte que a mí me molesta más que distorsiones el significado de una palabra a conveniencia, no se trata de esperar a que te insulte para poder afirmar que soy homofóbico, no es lo que he dicho, te he afirmado: o tienes un hecho concreto para ponerme ése adjetivo o muestra más seriedad con lo que dices.

Y además, aunque quisieras, no te sería posible decidir quienes leen tu blog.

Precisamente, porque sostengo que la feminidad es un atributo exclusivo de mujeres, enaltezco la feminidad de las que he conocido toda mi vida, empezando con mi señora madre. “Reconocer” que la feminidad pueda ser característico de hombres, sería desvirtuar su significado, desmerecer a todas las chicas con las que he estado, las mujeres que he querido, acariciado, olido o conversado… Feminidad es una gran palabra, fue lo que poseyó la virgen María en todo su esplendor… No es algo de lo que se pueda adueñar un hombre porque no tiene vagina, no menstrúa, no puede concebir, ni parir con dolor a los hijos, no puede tener la dulzura de una madre.

Tu manera de entender la prostitución es sumamente infantil, un travesti no se prostituye para “sentirse mujer”, lo hace como una búsqueda desesperada de afecto, de desfogue, de cariño masculino que no tuvo de su padre, en muchos casos son personas que fueron abusadas de niños, maltratados, física o psicológicamente… tú mismo lo has mencionado, una violencia detrás de estas personas que las empuja a prostituirse… No se trata solo de “lo ves todo como heterosexual”, ahí te equivocas, porque antes que heterosexual, soy humano y también cristiano: el mismo Jesús se sentaba con las prostitutas, pero no les decía al despedirlas “vayan, sigan prostituyéndose para sentirse mujeres”, por el contrario, les decía: “vayan y no pequen más”, porque el no pecar más era lo que las volvía realmente mujeres, era lo que les restituía su dignidad.

Yo no he esperado que asumas si soy heterosexual y te dejo con el beneficio de la duda puesto que no me conoces, pero lo que escribo debería darte una buena idea.

Saludos.

Anónimo dijo...

Jubo:

"yo no pretendo conocer más a los homosexuales que ellos mismos"
y luego:
"un travesti no se prostituye para 'sentirse mujer', lo hace como una búsqueda desesperada de afecto, de desfogue, de cariño masculino que no tuvo de su padre"

"No se trata solo de 'lo ves todo como heterosexual', ahí te equivocas"
y luego:
"Yo no he esperado que asumas si soy heterosexual y te dejo con el beneficio de la duda puesto que no me conoces, pero lo que escribo debería darte una buena idea."

Y si nos atenemos a lo etimológico, la 'economía' debería seguir siendo la 'administración de la casa', y creo que no es así. Las palabras y sus significados son mucho más complejos; y debo aclarar que no absolutos ni universales. El significado que le das me parece tan legítimo como el que le da Giancarlo, en base a eso debes analizar lo que él dice, en base a lo que él entiende por homofobia.

Precisamente se lucha por eso de las ¿reponsabilidades? de las que hablas, para que nadie tenga que sentirme amenazado por ser cristiano, por ser travesti, por ser judío, etc...

Respeto tu posición particularmente católica, pero te sugeriría que argumentes mejor tus ofensas hacia las 'brujas' y demás... También te recomiendo que conozcas muchas más mujeres, no todas somos vírgenes Marías, que conozcas prostitutas también, derrepente no están tan degradadas moralmente como crees.

Saludos,

Lucero

Entiendo que no respondas Giancarlo, esta discusión al parecer no llegará a ninguna coincidencia.

Jubo dijo...

Srta. Lucero:
Yuxtaponer párrafos y afirmar que son contradicciones no es suficientemente claro... No veo a qué es lo que quiere llegar, en todo caso, ya que cada uno puede darle un uso "legítimo" al significado de una palabra, para mí el término "conocer" no significa lo mismo que entiende y es usted la que no ha captado lo que he escrito.
Cuando vamos a poner adjetivos, especialmente cargados de connotaciones, no se puede ser ligero... si usted cree que lo correcto es quedarse calladito y pensar que yo puedo recibir tal o cual calificación porque alguien puede entender las cosas a su manera, se equivoca realmente.

No tengo nada en contra de las luchas por los derechos, ni del respeto a los seres humanos... excepto claro, que usted considere la prostitución una práctica sumamente respetuosa a la dignidad de la persona, entonces tenemos acepciones diferentes del término "dignidad" y no llegaríamos a ningún lado discutiendo.

Yo le recomiendo a usted que no haga un balance de la vida social de alguien que no conoce, yo me he topado con toda clase de mujeres en mi vida... claro que sí, no todas son virgenes... no todas creen que al aborto está mal... Y para aclarar, la degradación moral de una persona no va impregnada a su ser, depende de sus actos: hay prostitutas que rezan, que van a misa, hasta algunas de ellas ingresan a los conventos.
Si hay algo que quiera decirme de las brujas, ya conoce mi blog.
Por último, ya que toco las contradicciones, una pregunta: ¿Si cree que esta discusión no llegará a ninguna coincidencia, por qué se tomó la molestia de contestarme?

Anónimo dijo...

Realmente cabe una demanda ante la corte interamericana de derechos humanos.
¿Está en Perú prohibida la prostitución? me parece que esas organizaciones comunales son tan violentas que cometen un acto de odio, un intento de homicidio por odio...¿en cual acto hubo más violencia?? en la"libre transacción comercial del acto sexual coital" o en el reprendimiento a esos jóvenes que lo que hacían era un acto de placer...??
Definitivamente es el cuerpo, un espacio que unicamente con la muerte en inclusive después de hecho de cadaver, donde no se podrán nunca apropiar de nuestras capacidades políticas de enfrentar el poder hegemónico. Creo que definitivamente se busca el castigo físico con el fin de eliminar el prestigio social.
Hay que leer Vigilar y Castigar de Foucault para comprender como se pasó del castigo público físico a castigar con el tiempo la cárcel. Me parece que en este caso se trata de una forma de violencia premoderna.
Y EL PODER VER EL VIDEO EN YOU TUBE ES UNA FORMA DE DENUNCIA QUE ME DETUVO EN ESTE BLOG PARA LEER Y APRENDER MUCHO MÁS...

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Lucero,
estoy de acuerdo con todo lo que dijiste, salvo con el que consideres que mis palabras sobre la homofobia son igualmente legitimas que las de Jubo. Tengo que manifestar mi profundo desacuerdo. La postura de el es una posicion herida por la perdida de privilegios, privilegios tan naturalizados que ni siquiera los reconoce como tales, y los presenta casi como un estado natural de ser.
No estoy diciendo que mi postura no excluya. Probablemente lo haga. Pero con el caso de Jubo esto no ocurre. No confundamos excluir una posicion de enunciacion (negarle el acceso a la misma), con cuestionar las privilegios de un sujeto que se basa en la violencia sistematica contra otros.
El floro monse de la democracia liberal de que todas las posturas son igualmente legitimas es peligroso, porque nos hace olvidar que hay ciertas posiciones que solo excluyen y que basan sus privilegios en el mutismo absoluto de ciertos grupos. Y nos hace olvidar tambien que hay discursos criticos que buscan cuestionar la asimetrica modalidad de distribucion del valor de la vida.

Julian Santos Quispe dijo...

me parece interesante el que hayas creado este espacio para poder tocar estos temas y poder expresar diversas opiniones; veo que cada uno estructura muy bien sus argumentos utilizando diversos recursos retóricos, en mi opinión esto del linchamiento no es nuevo ni solo se ha realizado en el Peru, sino que viene desde epocas remotas, como el hecho de apedrear a una mujer para los antiguos judios o lo ya conocido en la obra de Lope de Vega (fuente ovejuna) donde un hombre de ley muere a manos del pueblo, sea cual sea el caso los linchamientos son en realidad muy complejos de entender, porque mezclan odios frustrados de distinta indole, no solo de represion sexual, sino ideológica, política, étnica y hasta religiosa. Pero visto desde cualquier punto de vista, actualmente podemos decir que es la forma mas violenta que tiene el actual hombre posmoderno para descargar toda su ira y frustración, observado hasta en los paises "mas desarrollados" en donde los migrantes son golpeados con brutalidad y sadismo.