miércoles, 10 de diciembre de 2008

Esclavos del Deseo


A veces creemos ingenuamente en el poder liberador del sexo: "El sexo y sus placeres nos liberan de las cargas diarias y la rutina". Pero en verdad el deseo (y no solo el sexo) nos esclavizan. Y esto en verdad es tan loco, porque alli donde creemos ser libres o haber conquistado la libertad es que mas subjetivados y coaccionados somos.

Esto de ninguna manera debe ser entendido como un llamado a renunciar al deseo (un oximoron en si mismo), sino solo como un intento vivido de reverenciar su complejidad y sus contradicciones.

Hace poco volvi a terminar con el chico por el que he sentido las cosas mas intensas en mi vida. Y en un primer momento de nuestra relacion lo mas doloroso para mi fue constatar como el deseo nos esclaviza. Pero en los siguientes momentos lo mas probable es que haya obtenido un enorme placer del conocimiento de este "secreto". Es mas pienso que prefiero ser un esclavo del deseo a un sujeto hiper racional que jamas se permitira ser el esclavo de nadie.

3 comentarios:

Blog de Lima Gay dijo...

Conozco la sensacion pero en lo personal yo preferiria no volver a ser nunca mas esclavo d enada...prefiero la libertas y esa se logra con el autocontrol Solo se es libre si se ejerce la capacidad de decir puedo pero me abstengo.

docampo dijo...

G.

Es lindo leer y acompañarte en tus aventuras perdidas.

Recuerdo que cuando nos conocimos ambos buscábamos agotar todas las posibilidades de la vida.

Feliz Navidad.

antonieta dijo...

eres un amor te vi en tu conferencia que diste para estudios generales letras.