viernes, 1 de agosto de 2008

Sex and the City: ¿o el consumo y la ciudad?


Acabo de ver la altamente publicitada película de “Sex and the city”, y aunque mis expectativas no eran altas, quedé muy decepcionado. Mi decepción se debe principalmente a que la película carece de la audacia de la serie de televisión (que ya la había perdido en buena medida para la sexta temporada), y que resulta un intento vacío por comercializar a la tan famosa serie.
“Sex and the city” la serie de TV era un gran programa porque reunía a 4 mujeres diferentes y complejas que eran muy grandes amigas y que contaban y mostraban esas experiencias que a casi nadie le gusta admitir en público. Esa clase de personajes femeninos sí fueron subversivos en el sentido de que no recuerdo antecedentes de mujeres que mostraran sus sexualidades (con dolor, ambivalencia, orgullo, pesimismo, cinismo, etc) de manera tan explícita. Pero la película tiene como protagonistas a 4 patéticas mujeres que solo hablan de zapatos y bolsos y cuyos dramas personales son opacados completamente pro sus atuendos, maquillajes, y zapatos. Esto es importante resaltarlo porque aunque un gran atractivo de la serie la moda nunca fue el centro del programa, sino un bello acompañante. En la película en cambio la moda es el fondo, y los dramas son la superficie que solo en muy pocas escenas llega siquiera a estar al nivel del preciosismo visual de las prendas.
Habría que mencionar que otro error de la película fue centrarse casi exclusivamente en la vida de Carrie, y hacer que todos los demás personajes giren en torno a ella. Porque aunque la Carrie del programa de TV era un gran personaje, siempre le robaban el show Samantha y Miranda. Y es una lástima que los personajes más interesantes de la serie se hayan convertido en personajes secundarios. Así por ejemplo me resulta inexplicable la molesta presencia de Jennifer Hudson como asistente de Carrie, robándoles muchos minutos de escenas a las otras 3 amigas, o incluso a los dos amigos gays de la serie (Standford y Anthony) que creo que juntos tienen 5 líneas.

En cuanto a las historias de cada una de las 4 protagonistas:


Carrie vuelve con el miserable de Big cuando este le da alguna esperanza de volver a intentar su relación, y en el inicio del filme su relación ya tiene 3 años y parece mejor que nunca. Así los planes de matrimonio no tardan, y se convierte en un gran evento publicitado por la revista “Vogue”. Como no es de sorprendernos, Big planta a Carrie en el “altar” (una más de sus infinitas plantadas y maltratos a Carrie), y hay una escena genial en ese momento en que Carrie se lanza donde Big y lo golpea con su ramo de rosas, pero la intensidad pronto se desvanece. El drama de la peli gira en torno a esto.


Miranda está teniendo problemas serios con Steve, ya no lo desea sexualmente. El tiene sexo casual con una tipa, y ella lo deja cuando éste se lo confiesa. Miranda siempre fue el personaje con el que me identifique más de las 4 protagonistas. Su cinismo, su afán de racionalizar todo, su sentido práctico, me recordaban a mí mismo. Y en la película esa Miranda da paso a una mujer rencorosa, demasiado orgullosa, aunque no deja de ser por ello uno de los personajes que se mantienen más íntegros e interesantes.

Samantha, definitivamente la mujer que todo el mundo quisiera ser, y de lejos el mejor personaje de la serie de TV. Empieza a redescubrir los problemas de la monogamia, y un hombre (casi un dios para ser exactos) va a ser el objeto de su deseo en todo el filme. Este probablemente sea el único personaje de la serie al que s ele hizo justicia, aunque igual muy poca.


Charlotte, definitivamente mi personaje menos favorito pero igual adorable en la serie de TV. Su humanidad, su dolor, su honestidad, sus expectativas tan altas siempre destruidas por su realidad, no tienen que ver en anda con la antipática, superficial y egoísta Charlotte de la película. Tan mal está su personaje en la película que yo esperaba que muriera al final.

Lo peor definitivamente viene con Carrie como ya se imaginarán aun después de lo miserable que fue Big con ella, ella vuelve a aceptarlo. Es más se casan. Y no es que el matrimonio heterosexual sea esencialmente despreciable y abominable, pero la Carrie que reivindica el amor romántico es una que no se tiene el más mínimo respeto propio. Está dispuesta a arrastrarse como trapo sucio por las migajas de un hombre (el hombre heterosexual). Es tan subalterna que solo quiere lo que quiere el amo, y en los términos del amo y ni siquiera cae en cuenta. No es que no la entienda, de hecho yo mismo me he arrastrado en más de una oportunidad por algún hombre. Pero ver a la heroína hacerlo de forma tan patética para mí mató al personaje. Me quedo con la Carrie incisiva y crítica de la serie que buscaba el amor aun sabiendo que no tenía garantizado que lo encontrara. La Carrie que encontró el amor en cambio es miserable y patética.

2 comentarios:

Alexander dijo...

Solo he visto capitulos de la serie y pense que habian seguido la linea de ella, pero veo no.

Eso sí, estoy de acuerdo en que no es buena y quizas era ya un hecho porque normalmente no se puede esperar mucho de series llevadas al cine (mataran del mismo modo Friends en su debida oportunidad?)

Y sí, definitivamente la atraccion de la pelicula es la moda. Sentí que veía alguna serie o pelicula que ronda a ese tema, llamese Ugly Betty u otras.
Pero bueno, a pesar de ello, definitivamente - al menos a mi que me gusta la moda desde un modo de percepcion, mas no como forma de vida - me emocione al ver estupendos trajes jeje

La pelicula entretuvo (de una manera tipica norteamericana), y para los que no han tenido la dicha de seguir la serie completa (urgente me comprare las temporadas) casi fuimos engañados.

En mi caso soy una mezcla de las 4 creo. Pero, muchas veces me he sentido Carrie (de lo poco que se de ella). Y quizas un poco Charlotte (aunque la odies jaja xD) por su idealismo y romanticismo exacerbado.

Ah claro, en la pelicula tb la odie, y de todas a Samantha le fue menos mal y que bueno que al final tomo una decision samanthica porque no me hubiera gustado verla casada tb, pateticamente hecha una ama de casa.

Sin embargo me rei y sirvio para pasar el rato pero a la vez para hacerme muchas preguntas ya que al final si senti que no todo estaba bien. Y una vez mas senti al Hollywood de grandes producciones altamente publicitadas, entretenimiento mas no arte. Claro, eso no es del todo criticable, no hay que ser tan duros >_<
Felizmente eso no paso con Batman, a pesar de que no gusto mucho de los comics llevados al cine, creo que a esta si le fue bien.
Y Heath (lastimosamente ya no aqui) se roba el show y como muchos dicen "la pelicula debio haberse llamado El Guason" =P

Habra segunda parte de sex and the city? Son capaces jaja pero espero ahi quede o en todo caso que hagan una reinvidicacion a lo que han hecho (=

Performativo Decadente dijo...

Guau, me encantó tu perspectiva del amor en "sex and the city", a mi me pareció mas androcentrista que nada, de ahí que expliquemos la indiferencia hacia le personaje de Jennifer Hudson.