viernes, 25 de julio de 2008

Mai Hime: Cuando las chicas mágicas se convierten en sicarias


"Mai Hime" es uno de los animes más entretenidos que recuerdo. Y esta es una apreciación que tuve luego de vencer algunos prejuicios míos.
Los primeros 6 captulos me parecieron no solo muy malos, sino insoportables. El tipo de anime que apelaba a la objetivación de los cuerpos de los eprsonajes femeninos, y a luchas que eran excusas para ver las anatomías de estos personajes. Pero el capítulo 7 le da un importante giro a la historia, y empieza a mostrar sus reales fortalezas.
La historia empieza con la protagonista Mai, quien acaba de ingresar a una prestigiosa escuela que forma y selecciona a las futuras Himes, doncellas y protectoras de varias naciones. Y al inicio la trama es lo más predecible, de comedia trivial y sin relevancia. Pero en el capítulo 7 se descubre que detrás de tantas risas huecas se escondía una batalla muy seria.
El drama se instala porque a diferencia de las series de lucha de anime las peleas no terminan en la muerte de la lguerrera, sino en la muerte del ser que más quiere. Asi se enfrentan a una serie de monstruos y de enemigos, en las que ponen en riesgo la vida de sus seres más queridos. Bajo esa premisa son las relaciones interpersonales las que muy bien explora esta serie, y los picos dramáticos llegan con las respectivas muertes de los seres amados.

Pero el verdadero drama se reserva para la mitad de la serie. Una vez que los enemigos han sido derrotados. Y se descubre que esa academia no formaba a un grupo de guerreras, sino que la verdadera batalla estaba entre ellas, porque solo una podía ser la verdadera Hime.

Todas las amigas deciden no luchar y seguir siendo amigas, pero eso no dura mucho. Y asi de Sailor Moon se pasa a un festín sangriento como en "La Batalla Real". Es ese giro el que hace de Mai Hime un anime altamente recomendable, y sin duda bastante inteligente.

Esta serie lamentablemente tuvo una secuela llamada "My Otome" que debe ser uno de los peores animes que haya visto. Asi que mejor ni ver esa segunda serie.

No hay comentarios: