martes, 13 de mayo de 2008

“I’m not there”: Biopic Queer


La ultima película de Todd Haynes se llama “I’m not there”. Y ha tenido considerable resonancia mediática por ser una biografía muy original de la leyenda de la música, Bob Dylan. También por ser una de las ultimas películas en que el bello y talentoso Heath Ledger actuó.
Todd Haynes vuelve a hacer una gran película, que no decepciona tras la bellísima “Lejos del Cielo”. Este no es el primer biopic musical que este director hace. “Velvet Goldime” fue su primer musical, super glamoroso, brillante y homoerótico. En “I’m not there” se apela menos a la espectacularidad visual que en su anterior musical, y explora otro tipo de fortalezas.
“I’m not there” tiene la originalidad de la que carecen otros biopics musicales como “Dreamgirls”, “Walk the line” y "Ray". En lo que se parece a estas películas es en que tiene un elenco de actores muy eficiente, donde probablemente sea Cate Blachett (nominada al Oscar) quien sobresalga así como Angela Bassett en “What’s love got to do with it?” o Bette Midler en “The Rose”.
¿En dónde radica la originalidad y genialidad de “I’m not there”? El personaje en que se basa esta peli es como ya dije Bob Dylan, pero lejos de ser interpretado por un actor que tenga algún parecido sorprendente con el cantante, es interpretado por 6 actores de diversas edades, razas, nacionalidades y géneros. Marcus Carl Franklin interpreta a Woody Guthrie, un niño negro de 11 años amante del Soul que huyó de un correccional; Christian Bale hace de Jack Rollins, un cantante de Folk con conciencia política en su transición a un cantante de Gospel; Cate Blanchett hace de Jude Quinn, una estrella desbordada por las drogas y sus deseos; Ben Whishaw interpreta a Arthur Rinbaud, un poeta rebelde; Heath Ledger hace de Robbie Clark, una estrella de cine que tiene una vida familiar que se desmorona; y finalmente Richard Gere interpreta “Billy the Kid”, un anciano que ha decidido huir de la vida ruidosa de las ciudades. Todos estos actores interpretan a diferentes alteregos de Bob Dylan.


Las biografías supuestamente intentan describir y contener la vida de una persona. Este suele ser un ejercicio coherente y hasta predecible, en que se exploran los vacíos de la vida de una leyenda, para luego exaltar sus glorias. Aquí no hay eso. No se busca ninguna coherencia. Es mas el titulo “Yo no estoy allí” es muy sugerente. La película no busca contener la vida y gloria de un individuo. Lo que muestra este filme son las contradicciones, las ambigüedades y las multiplicidades del sujeto en cuestión. Tanto así que las categorías identitarias como la raza, el sexo o la edad, no lo contienen.
Cuando “I’m not there” parecía la película más heterosexual de este director, se muestra en verdad como uno de sus productos más queer, ya que rechaza la noción de una identidad unitaria y coherente.


No hay comentarios: