lunes, 11 de febrero de 2008

No se lo digas a nadie


Esta es una sintesis de la película de Francisco Lombardi "No se lo digas a nadie" que fue resultado de una discursión de algunos académicos peruanos:

“No se lo digas a nadie” (1998)

Director: Francisco Lombardi
Guión: Giovanna Pollarolo
Novela original: Jaime Bayli
Actores:
Santiago Magill como Joaquín Camino
Christian Meier como Gonzalo
Lucía Jiménez como Alejandra
Giovanni Ciccia como Alfonso
Hernán Romero como Luis Felipe Camino
Carmen Elías como Maricucha

“No se lo digas a nadie” es la primera película peruana que trata sobre la homosexualidad. Fue muy controversial en su época de estreno, pese a que eso fue a finales de los 90. A la vez que fue una película muy exitosa comercialmente.
La película inicia con un campamento del Opus Dei de niños cantando alabanzas religiosas. Allí se nos introduce al protagonista, Joaquín, quien no puede dormir y toca a una de sus compañeros. Rápidamente este niño le dice “los hombres no se tocan” y lo amenaza con golpearlo si lo vuelve a hacer.
Joaquín es un joven delicado, y en el colegio es la burla de sus compañeros. Tiene una madre sobreprotectora, talvez porque detecta el ambiente hostil hacia su hijo. En oposición al padre, que siempre es violento y hostil con Joaquín. El padre trata de alejarlo siempre de la madre: lo lleva a cazar, lo lleva a un prostíbulo, lo incita a tomar, lo incita a pelear. Todos los deseos de Joaquín serán cortados por el discurso (opresor) del padre.
Cuando Joaquín es obligado por su padre a ir a cazar animales a una hacienda hay otro episodio importante de reconocimiento de deseo homoerótico. Joaquín tratará de explorar eróticamente con el hijo de uno de los empleados de la hacienda. Rápidamente, el muchacho rechazará el ofrecimiento de Joaquín de masturbarlo; y usará la misma argumentación del niño del campamento “entre hombres no se tocan”. Así el subalterno es presentado como un objeto naturalizado que ha interiorizado el discurso hegemónico. Además estas explosiones de deseo homoerótico se ven mediadas por violencia; Joaquín tendrá que golpear al muchacho para que no le diga nada a su padre.
El padre de Joaquín empieza a creer que su hijo está acercándose al ideal de hombre que el tiene, o alejándose de la imagen de maricón. Por ello decide confirmar esto y hacer pasar a Joaquín por la ‘prueba final’ de masculinidad. El día que se gradúa del colegio, lo lleva al burdel donde él acude regularmente. La experiencia para Joaquín no es agradable, y él no se desempeña sexualmente como se espera. La prostituta después de varios intentos cae en la conclusión de que Joaquín era maricón, y le dice que no tenía que reprimir sus deseos. El sale huyendo del burdel.
Joaquín escapa de su casa, y a los meses llega a un trato con su madre para estudiar Derecho en la católica y vivir solo en un cuarto rentado. Joaquín en la universidad tendrá un desempeño académico mediocre, diferente a cuando estaba en el colegio.
En la Católica conocerá a Alejandra, una chica por la que siente atracción. El le contará lo que él considera su principal problema, su atracción por hombres y sus dudas; y ella tratará de ayudarlo. Empiezan una relación sentimental, que es aprobada por la madre de Joaquín dado que la familia de Alejandra también es parte de la oligarquía limeña.
Una escena importante en la película es la agresión de los amigos de Joaquín y él a una travesti prostituta. Es importante porque sirve para hacer visible que Joaquín tiene cierta empatía por esta travesti porque finalmente siente que puede ser él el violentado. Por otro lado es importante porque esa travesti e s un personaje que sirve como oposición a la de los hombres gays de clase alta que protagonizan la película.
Joaquín conocerá a Gonzalo, el novio de la mejor amiga de su enamorada, y sentirá por él una inmediata atracción. Atracción que es correspondida, ya que ambos tendrán relaciones sexuales después de inhalar coca.
La relación de Joaquín y Gonzalo será intensa. Pero pronto empezarán los problemas entre ellos porque mientras que Joaquín termina con su enamorada y espera decirle a sus padres que es gay, Gonzalo piensa casarse y no cree que tener sexo con un hombre excluya la idea de casarse con una mujer y tener hijos. Si usamos las mismas dicotomías que usamos en “Pantaleón y las visitadoras” sexo/amor y transgresión/subversión se podría decir que tener sexo entre hombres es una transgresión (porque es un desvío de las pautas sexuales hegemónicas) pero que puede servir para mantener la norma heterosexual; mientras que el amor entre hombres estaría más en la lógica de la subversión. Esto se hace palpable cuando Gonzalo le dice a Joaquín que no iban a ser un par de locas agarrados de la maño en la calle.
Joaquín al ver que Gonzalo no piensa cambiar su postura decide intervenir en su relación y le cuenta a la novia de Gonzalo del amorío de ambos. Gonzalo al encontrar a Joaquín lo golpea y escupe, y le hace sentir su desprecio. Esto lleva a que Joaquín se deprima mucho, y en su casa molesto y alcoholizado le dice a sus padres que es homosexual. El padre reacciona de una forma violenta, y Joaquín le dice que no va a dejar de ser cabro. Esta es una escena importante porque es el acto en la vida de Joaquín, y supone el primer enfrentamiento directo con su padre en el que vence.
Su estado anímico tiene consecuencias serias en su desempeño en la universidad. Esto sirve para que pueda estrechar lazos de amistad con Alfonso, quien también desprecia a la universidad y lo que representa. Alfonso y Joaquín no tardan en empezar a tener sexo, mucha droga de por medio. Es mas deciden viajar a Miami por unos días robándole mucha droga al padre de Alfonso.
El consumo de drogas y el goce en las mismas es recurrente e importante en la película. Esto puede ser problematizado: Por un lado puede haber una ideología homofóbica detrás que haga imposible diferenciar la homosexualidad de la drogadicción y de otro tipo de conductas delictivas. Por otro lado, la película talvez plantee como el no tener lugar (por ser gay) obliga a explorar posibilidades que hagan más llevadera la vida, aun sean estas marginales socialmente. Además la droga en la película tiene una impronta narcisista que se expresa en la sensación de omnipotencia y pérdida del miedo.
Joaquín huye a Miami cuando cree que Alfonso ha muerto por una sobredosis. Allí vivirá con un trabajador sexual (”flete”) e intentará empezar a ejercer ese oficio; pero le será muy difícil pretender o “falsificar” deseo cuando éste no existe. Uno de sus potenciales clientes es un hombre mayor gay estadounidense, el que le causará cierta repulsión al estar más cerca del referente “loca” del que siempre se ha sentido disociado. Finalmente la belleza masculina en la película busca resaltar ciertos rasgos considerados como masculinos y blancos en los cuerpos.
Una idea importante del proceso de marginalización y empobrecimiento de Joaquín en Estados Unidos tiene que ver con una discusión que tuvo con Alfonso quién le decía que en Lima eran reyes, y Joaquín agregaba que reyes de mierda. La “oligarquía” no se exporta, está obligada tal vez a su pesar a vivir en Lima para mantener su estatus.
En Miami, Joaquín se encuentra con Alejandra, y después de recordar el pasado con nostalgia, se besan. La película da un salto temporal considerable, y nos muestra a Joaquín graduándose como abogado, con Alejandra como su novia y con sus padres. Hasta allí pareciere que los sueños del padre de Joaquín se hicieron realidad. Pero Gonzalo retorna, frente a la obvia incomodidad de Alejandra. Esto nos hace suponer que no es un simple retorno a la norma, sino que ésta ya no puede ser mantenida porque la amenaza y el miedo la desbordan.
Ni bien interactúan otra vez Joaquín y Gonzalo se siente mucha de la intensidad de su relación y no tardan en besarse y hablar de las posibilidades de seguir manteniendo una relación afectiva/sexual.
Aquí es importante plantear ciertas diferencias entre Gonzalo y Alfonso. Mientras que para Alfonso sus encuentros sexuales con hombres así como la droga son una fase en su vida, que luego le dejará para encarnar la heterosexualidad monogámica; Gonzalo no piensa que heterosexualidad y relaciones afectivas y sexuales con hombres se excluyan mutuamente. Finalmente, Alfonso está casado y a punto de tener un hijo, y Gonzalo no está en una relación para evitar dar explicaciones.
La película acaba con una foto, una foto de una familia oligárquica que debe expresar sus valores. Lo curioso de la foto es que Joaquín está al lado de Alejandra, pero mirando a Gonzalo y éste lo acaricia sutilmente mientras que ríen. Alejandra como toda la familia posa para la foto a manera de perfomance, a la vez que Joaquín y Gonzalo no encajan en la foto y parecen formar un espiral.
El final puede ser comprendido de dos formas: Una primera sería que Joaquín no puede sostener su acto (la declaración de su homosexualidad a su padre) y retorna a la heterosexualidad, así como sus amantes. La película así retrataría la imposibilidad de la creación de un sujeto homosexual coherente. Una segunda aproximación resaltaría las ambivalencias. Las categorías como orientación sexual o identidad de género o género buscan crear fijaciones en el deseo o la identidad, que funcionen a manera de esencias que se cristalizan en esas categorías. Pero estas categorías ni son universales ni ahistóricas: la homosexualidad aparece a partir de su medicalización, criminalización y patologización. Y es la heterosexualidad la que depende de la previa existencia de la homosexualidad, ya que es necesario fijar a ciertos cuerpos en esa categoría para que existan cuerpos limpios y sin manchas. Tal vez el rechazo de Joaquín sea a ocupar una posición funcional (homosexual) que reproduzca la existencia del otro lado de la misma moneda, la heterosexualidad. Si volvemos a la noción de orientación sexual esta supone una esencia de deseo que tiene como consecuencia una adscripción identitaria, es decir supone que un ‘hacer’ ser corresponde con un ‘ser’. Joaquín como Gonzalo finalmente proyectan al final un ser ‘heterosexual’, que no va a acompañado de un ‘hacer’ heterosexual, sino que desbordan esa categoría. Esto se convierte en una parodia que no es simplemente subterránea o negada, lo que se grafica en el miedo de Alejandra frente a Gonzalo.

Algunos comentarios finales: La película es mejor que la novela, concentra mejor sus esfuerzos en los puntos fuertes de la obra original. El retrato de la oligarquía limeña es muy exacto, tan exacto que algunas líneas llegan a parecer risibles o increíbles (como la de “por lo menos maté a un cholo” o “¡un hijo maricón no! prefiero uno mongolito”.
Los escenarios en que la oligarquía es representada son tradicionales (El Pueblo, la hacienda, la iglesia). Además presenta los cambios en su composición económica, presentándola cada vez más en el pasado. Por otro lado, parte del éxito de la película puede deberse a que es sobre la oligarquía, y que genera en los sujetos subalternos un goce en lo oligárquico.

7 comentarios:

Alex dijo...

La pelicula "No se lo digas a nadie" fue la primera pelicula peruana (y creo q la única) que retrató el entorno gay de la lima aristocrática. En primer lugar, diría que fue un buen film, ya que, para los que conformamos el mundo gay, "nos abrió el camino", mostró, aparte de la existencia de los gays, su adaptación en la sociedad y sus buenos sentimientos hacia la persona amada. En segundo lugar, la forma en que se muestra, asocidada a sólo sexo y drogas, cosa que no es necesariamente exacta, hace mostrar la imagen gay un poco turbia, asociado al escándalo. Concuerdo mucho con el moderador del blog, en resaltar este tipo de imagen (que va en contra de las pautas sexuales hegemónicas asociada a la subversión); pero hay que tener en cuenta que fue la primera película que tocó el tema gay en Lima y que ésta fue retratada en una época totlamente distinta a la que vivimos. Esperemos que las próximas pelas que se hagan alucivas al tema, ya no sigan la misma tendencia de resaltar esa asociación del escándalo y subversión, y que mas bien resalte la virtudes y nobles sentimientos de nuestra comunidad. gracias

Giancarlo Cornejo Salinas dijo...

Estimado Alex, estoy de acuerdo contigo en que sería importante unn complejización de la representación de sujetos no heterosexuales en el cine. Probablemente ese sea uno de los grandes aportes del cine queer norteamericano que ha llevado a limites insospechados la diversidad de perfomances identitarias.

Cesar OG dijo...

Gian, en primer lugar, felicitaciones por el inicio de tu vida como blogger... ahora podrás colocar por la web tantas ideas interesantes que manejas y sobre las cuales nos podrás ir ilustrando poco a poco (mmm, te veo en afanes universalistas con lo de la web, ja ja ja).

Ahora, sobre el primer post: mmm, creo que es difícil comentar una película como No se lo digas a nadie desde un solo ángulo. Ello, porque toca tantos temas complejos y como bien planteas de forma específica en el post, nos presenta una serie de arquetipos, prototipos, prejuicios y hasta wannabes de nuestra tan confusa sociedad limeña.

Sin embargo, como ya te había comentado antes, yo sí prefiero el libro frente a la película... y eso es sólo por un tema de las actuaciones... creo que Magill no retrata un Joaquín tal como lo plantea el libro, aunque Meier si refleja bastante bien el personaje de Gonzalo... y claro, vale rescatar también el esfuerzo en la dicción de Lucía Jimenez, así como algunas escenas que causaron revuelo y escándalo en su época.

Y hablando de la época, pensar que este film ya tiene 10 años. Y evidentemente, concuerdo con Alex en que la película se estrenó en un contexto totalmente distinto al que nos encontramos ahora... hoy por hoy, las historias con temática TLGB se han convertido en elementos necesarios y referentes obligados no sólo en el sétimo arte sino también en las series de televisión y cualquier otro tipo de manifestación artística... y lo mejor de todo, es que de un tiempo a esta parte, son estas manifestaciones las que han puesto sobre el tapete muchos de los temas de actualidad en el mundo entero.

Notablemente loable por el esfuerzo de transmitir una historia gay, No se lo digas a nadie seguirá siendo la primera película de temática gay de bandera peruana... sin embargo, creo que en la época en que se estrenó fue una elección hecha por un simple tema comercial más que por intentar generar algún tipo de conciencia o mensaje en nuestra cuadriculada sociedad.

Anyway, en cualquier caso, es de visión imprescindible para entender el cine peruano y más aún para ver retratado de forma cruda y satírica la "vida bien" del pobre Joaquín... Y claro, concuerdo en que lo mejor de la película es la escena final, la escena de la fotografía.

Éxitos con este primer post.

Nos estamos leyendo.

César

Cesar OG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chosen1 dijo...

Felicitaciones por tu inicio como blogger. Este el primer de tus post que leo. Bueno para empezar, creo que más que analizar la pelicula nos han narrado con bastante detalles lo que sucede a lo largo de ella.

Aunque no lo creas, no he visto la pelicula en su totalidad y tampoco he podido leer el libro. Tengo muy buenas referencias de Jaime Bayly como escritor, pero no me llaman mucho la atención sus historias.

Ahora, sobre la pelicula: efectivamente para la época causo todo un revuelo en nuestra sociedad por introducir la tematica de la orientación sexual. Sin embargo, no es una gran pelicula en cuanto a temas de realización e incluso actuaciones (Giovanni Ciccia...no lo soporto!!!!!). Claro, luego Santiago Magil provaría que es buen actor con otras peliculas en el extrajero como lo ha venido haciendo.

Para terminar, creo que el valor de la pelicula esta en que marca un hito en la filmografia peruana y tambien en nuestra sociedad haciendo visible a los gays, no como maricas, sino como hombres que sienten, se divierten, cometen errores y que también se enamoran.

Félix Redondo Casado dijo...

Hola amigo Giancarlo. Me ha gustado mucho tu crítica de la película, sobre todo en lo referente al autoritarismo que comentas, algo que es tan bien un mal de la sociedad española. Además, haces un resumen del argumento, que es muy útil para no poderse.

Te tengo citado en mi blog de cine de Arqueocinema. Puedes ver mi crítica en:

http://www.arqueocinema.com/2013/01/Critica-pelicula-No-se-lo-digas-a-nadie-1998.html

Benedict Anderson dijo...


Hola, he leído testimonios sobre este gran hombre llamado Dr. Charles cómo él ayudó a la gente a quedar embarazada y también ayudar a la gente a curar el VIH con su medicina a base de hierbas, así que decidí darle una oportunidad, estoy aquí hoy para dar mi propia testimonio de cómo este gran hombre me ayudó a curar mi enfermedad del VIH y también ayudó a mi hermana para quedar embarazada, yo sólo le dije y me dijo que iba a trabajar en él milagrosamente y en un corto período de tiempo que se levantó a partir de estos terribles enfermedad. Y tomó mi hermana sólo una semana para quedar embarazada después de que se hizo. Contactar este gran hombre y Él te ayudará a no importa el problema que está enfrentando. Por correo electrónico a hivspelltemple@gmail.com; LUCAS WhatsApp en imo 2348103753977